jueves, 10 de septiembre de 2015

La Empatía como recurso clave en las relaciones interpersonales


Ser empático o manifestar empatía significa “ponerte en los zapatos (o lugar) de otro”. Desde los tratados filosóficos/ de sabiduría orientales antiguos y las más diversas religiones antiguas hasta las actuales, reflejan la importancia de la empatía cuando, de distintas maneras y en diversos contextos, expresan: “No hagas a otro lo que no quieres que te hagan a ti”.

     Es muy importante aplicar esto de manera estricta en nuestras relaciones, nos permite ubicarnos en el escenario de la persona cuyas ideas y sobre todo “intereses” confrontan a las nuestras en determinado momento.




La Empatía como recurso clave en las relaciones interpersonales

     Es así como lo mismo un agente de bienes raíces que un recién casado, cuando tratan de convencer a otra persona (cliente/pareja) para la adquisición de una vivienda en particular, no deben comenzar diciendo: Lo mejor de esta casa es esta vista al lago que tanto me gusta, en vez de ello lo mejor es decir: Se que te gusta ejercitarte, esta casa tiene una pieza espaciosa y acondicionada que sería perfecta para tener tu gimnasio personal. De ese modo, lo mismo si se requiere convencer por negocio que formar un hogar y mostrar interés por los gustos de la pareja al decidir sobre una casa o auto, mostrar empatía te brinda infinitas posibilidades de establecer una mejor comunicación y un lazo de cercanía con los intereses del “otro” por demás recomendable.

     ¿Qué pasa cuando no puedo dejar a un lado mis intereses?


     Es lo más común y normal del mundo, pero siempre la empatía es un excelente aliado, Aún cuando tengas la razón, piensa en como te sentirías si fueses la otra persona y te tuvieses al frente repitiendo hasta el infinito tu argumento con la actitud de tener por completo la razón. Esto te ayudará a establecer un “campo neutral”, de pronto invitar un café y conversar otro tema por el momento, recordar e introducir de manera sutil una vieja anécdota para quebrar la tensión; salir de los ángulos, ese es el punto, todo te lo permite analizar de manera empática la situación y esto quizás genere ese espacio de concordia necesario para llegar a un acuerdo.

Te invitamos a visitar este articulo 
EL VALOR DE LA EMPATIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada